logo blog 2

La protección de datos – Nueva regulación adaptada a la era digital

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), que regula el tratamiento que realizan las personas, empresas u organizaciones de los datos personales relacionados con personas en la Unión Europea, fue aprobado por el Parlamento Europeo en abril de 2016, su ámbito de aplicación se extiende a todos los países miembros de la Unión Europea y se aplica directamente en todos ellos a partir del 25 de mayo de 2018.

Este cambio regulatorio pretende devolver a los ciudadanos el control de sus datos personales y garantizar en toda la UE unos estándares de protección elevados y adaptados al entorno digital. Los ciudadanos pueden decidir por sí mismos qué información quieren compartir.

Entre otras disposiciones, el reglamento incluye:

  • el derecho al “olvido”, mediante la rectificación o supresión de datos personales,
  • la necesidad de “consentimiento claro y afirmativo” de la persona concernida al tratamiento de sus datos personales,
  • la “portabilidad”, o el derecho a trasladar los datos a otro proveedor de servicios,
  • el derecho a ser informado si los datos personales han sido pirateados,
  • lenguaje claro y comprensible sobre las cláusulas de privacidad.

Desde APICES nos hemos adaptado a la nueva regulación y hemos implementado las medidas necesarias para cumplir con la misma, respetando los principios de la protección de datos y permitiendo que las personas ejerzan sus derechos. Puedes acceder a nuestra política de privacidad a través del siguiente vínculo: http://www.apices.es/privacy/.

En el vínculo siguiente puedes acceder al Reglamento (UE) 2016/679 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos.

Article header

Actualización de los criterios de selección de pacientes en ensayos clínicos

Estimados amigos,

En el recientemente celebrado congreso anual de la Asociación Americana de Oncología Clínica (ASCO) se ha presentado un trabajo en el que ASCO, Friends of Cancer Research y la FDA utilizaron las recomendaciones del trabajo original de ASCO para identificar los criterios de elegibilidad que con mayor probabilidad restringirían la participación de los pacientes en los ensayos y tenían menos probabilidades de afectar la seguridad de los participantes.

La intención es incluir un mayor número de pacientes de los que suelen estar poco representados en los ensayos clínicos. Pacientes pediátricos, personas con tumores previos o concurrentes, individuos con metástasis cerebrales y portadores del VIH podrán ser incluidos en los ensayos clínicos, ampliando la población de sujetos candidatos a formar parte de estos estudios.

En el vínculo siguiente se puede ver un resumen de cada una de las recomendaciones del grupo de trabajo y un análisis de los principios generales para guiar su implementación. Además incluye el lenguaje recomendado para su uso en protocolos de ensayos clínicos.

http://ascopubs.org/